Unheimlich

Unheimlich

Con motivo del festival “Facto”, La Méridienne, teatro concertado de Lunéville, nos invitó a crear una propuesta titiritera que, a través de ingeniosas proyecciones, diera vida a bustos escultóricos de personajes clásicos.
Hemos querido explorar los campos de lo animado y lo inanimado, de lo verdadero y lo falso, de la ilusión de lo vivo, y cuestionar la idea de la transmisión de sensibilidad a un objeto.
Esta petición enseguida resonó con las problemáticas fetiches de la Mue/tte: la metamorfosis y la duplicidad.
Las nociones inducidas de presencia ausente o de reificación nos invitan a plantearnos nuestro estatus respecto al objeto, intentando convertirlo en un compañero de juego creíble y perturbador, o una parte real de uno mismo.

Nuestro enfoque en torno a la distorsión de la mirada requiere por lo general una puesta en escena, un entorno oscuro, para construir espacios engañosos y crear espejismos.

La dificultad estaba en interpretar esta función hipnótica en un taller de escultura, sin oscuridad. Tuvimos que improvisar un espacio envolvente que focalizara la mirada, que permitiera intimidad, pero que a la vez se adaptara a la estética depurada del taller.
Cuando visitamos el lugar, el remolque de los dueños, iridiscente… y en su elemento, se nos presentó como el rincón perfecto. La luz ambiente confería de por sí a este extraño carruaje, tan trivial, un aura uterino, un ambiente como de burdel. Una extravagancia muy oportuna en este lugar. Solo teníamos que llenar esta simpática cabaña con un stock de maniquís rotos para convertirlo en un gabinete de curiosidades, en un invernadero de organismos extraños…
Con algunos trucos de iluminación y una composición musical electrónica, este antiguo remolque se convirtió en un teatrillo improvisado y visceral. Un vientre rojo, donde una maraña tentacular toma vida, dibujando a veces los contornos del cuerpo humano, o los de un monstruo, de organicidad vegetal, antes de abandonarse en su condición de montón de plástico en un hangar gris.
El impromptu Unheimlich, formato visual y musical de 10 minutos expresa literalmente el concepto freudiano de la inquietante extrañeza. Una experiencia inédita y a medida, un reto emocionante para llegar al público más allá de las representaciones y asociarnos a otras formas de expresión artística.

 

Concepción/manipulación:
Delphine Bardot

Creación musical/mirada exterior:
Santiago Moreno

Share Post :

X